Según la publicación, en los cuatro años de mandato, “Fajardo duplicó con creces la carga de su deuda y aumentó su dependencia de los préstamos en moneda extranjera”. Lo que se traduce en que cuando recibió el cargo el departamento debía 640.000 millones de pesos, y a su salida en 2015 se disparó a 1,4 billones de pesos.

Pero el ejercicio de Bloomberg no se queda ahí, pues también compara el desempeño fiscal de Fajardo como gobernador con el de Gustavo Petro como alcalde de Bogotá.

Basada en datos del Departamento Nacional de Planeación, la agencia señala que pese a que Petro “es un izquierdista temido por inversionistas extranjeros, que sospechan que podría reproducir el desastre económico de Venezuela”, logró hacer lo contrario, pues la recibió en 1.5 billones de pesos, y la entregó en 1.3 billones de pesos.

El artículo continúa abajo

También resaltó que una de las malas decisiones que tomó Fajardo fue endeudarse en dólares, pues “en 2013, cuando un dólar valía menos de 2,000 pesos, tomó un préstamo de $ 77 millones que, aunque estaba con un prestamista local, estaba denominado en moneda estadounidense”.

Lo que representó eso para la economía de Antioquia fue que se “aprovechó las menores tasas de interés sobre la deuda en dólares, pero aumentó la exposición de Antioquia al riesgo cambiario”.

Es decir, que asumir la deuda a largo plazo en moneda extranjera provocó el rápido crecimiento de la deuda hasta que alcanzó el límite superior permitido a los departamentos, dice Bloomberg citando a otra firma analista de riesgos.

La agencia de noticias cuenta que personas que trabajan en la campaña presidencial le respondieron que “Fajardo se endeudó para financiar su plan ‘Antioquia el más educado’, bajo el cual varios cientos de escuelas y colegios mejoraron su infraestructura, se abrieron nuevas sucursales de la Universidad de Antioquia, miles de docentes recibió capacitación y se inauguraron docenas de ‘parques educativos’.

Adicionalmente, según su oficina de prensa, “construyó 20.000 casas y llevó electricidad a 100.000 viviendas rurales mientras asumía la deuda de manera ‘responsable’”.